Bajo rendimiento académico

Las causas del mal rendimiento escolar suelen ser múltiples. Desde factores internos de tipo genético o la propia motivación del niño a acudir a clase, a condicionantes ambientales como el entorno socio-cultural o el ambiente emocional de la familia. Es un problema complejo ya que cada niño es un caso peculiar con sus propios ritmos de aprendizaje, sus puntos fuertes y débiles. Algunos necesitan más tiempo para integrar la información, otros son más rápidos. Los hay con serios problema para trabajar en actividades que requieren procesar información de forma secuencial (lectura, matemáticas…), mientras que otros las tienen cuando la información es presentada simultáneamente y dependen de la discriminación visual.

Se puede hablar de trastornos específicos del aprendizaje, o de trastornos con implicaciones conductuales como el Deficit de Atención por Hiperactividad, o simplemente pueden ser factores emocionles o familiares puntuales.

En cualquie caso dejenos ayudarle, encontraremos juntos el problema y podremos empezar a solucionarlo.