Falta de concentración

Sufrimos falta de anteción cuando en más de una ocasión podemos no ser capaces de mantener la atención o invertir suficientes recursos mentales como para concentrarnos realmente en algo, existiendo una falta de concentración. Esto a simple vista puede no parecer especialmente grave, especialmente si tenemos en cuenta que vivimos en una sociedad en la que por lo general se tienen cubiertas las necesidades más básicas para la supervivencia, pero lo cierto es que puede representar un gran problema y ser invalidante para llevar a cabo una acción de manera eficaz y eficiente. Y puede tener repercusiones en diversas áreas sobre todo a nivel académico o laboral

La motivación juega un papel importante en la atención, pero en su contra juegan tambien la de demasiadas tareas que hacer, distractores, preocupaciones, cansancio, pensamientos.

Juntos podemos dar con el problema y solucionarlo poco a poco.