Obsesiones

Las obsesiones, o pensamientos obsesivos, son dinámicas de pensamiento en las que la mente de la persona se aferra a una idea fija. Habitualmente, estas ideas están asociadas a algún suceso, evento o situación que supone un o preocupación para esta que le genere sentimientos de temor o angustia.

Dejanos ayudarte a superar esas obsesiones que pueden llegar a hacer peligrar nuestras relaciones de pareja , sociales e incluso nuestra salud

Pero como se si lo que tengo es una obsesión?

Para que un pensamiento pueda ser considerado como obsesivo debe cumplir una serie de características. La primera es que estas ideas deben ser repetitivas y recurrentes; es decir, que aparezcan constantemente en la mente de la persona.

Además, también deben de surgir de manera involuntaria y ser incontrolables; esto significa que, por mucho que la persona intente no pensar en ellas o eliminarlas de su cabeza, estas ideas volverán a la mente, puede que incluso con más fuerza.

Las causas más habituales que dan origen a estas obsesiones o pensamientos obsesivos son los estados de ansiedad y de estrés psicológico. En ambos casos la persona experimenta una serie de preocupaciones o miedos recurrentes que, además, tienden a empeorar los síntomas de la ansiedad.

Por lo tanto, la persona se ve envuelta en un círculo vicioso en el cual sufre una ansiedad que le provoca una serie de pensamientos obsesivos, los cuales a su vez contribuyen a alimentar más los síntomas de dicha ansiedad.

Las maneras en las que estos pensamientos obsesivos se exteriorizan son muchas y muy diversas, y en la mayoría de casos estarán influidas por los rasgos de personalidad del sujeto, así como del contexto que le rodea. Conductas obsesivas relacionadas con el orden, la limpieza o el aspecto físico, son el reflejo de estas ideas que ofuscan la mente de la persona.